Saltar al contenido

¿Por qué mi frigorífico hace ruido?

Causas de ruidos en el frigorífico

Como parte de su funcionamiento el frigorífico hace varios ruidos. Aunque ahora en el mercado existen los frigoríficos silenciosos que rebajan el número de decibelios de estos electrodomésticos, no todos cuentan con esta tecnología. Un ruido extraño nos hace preguntar ¿por qué mi frigorífico hace ruido? Te invito a conocer más del tema.

Ruidos normales del frigorífico

Generalmente, cualquier electrodoméstico produce ruidos debido a su funcionamiento; a continuación, conoce los de tu frigorífico para que puedas detectar cualquier anomalía:

Chasquidos: cuando el termostato de la nevera completa su ciclo de regulación de la temperatura y se apaga (al abrir el frigorífico y cada vez que esté programado para mantener el frío), suena un pequeño chasquido.

Sonido gorgoteos: los sonidos de gorgoteos prolongados y que luego se detienen, se deben al fluido refrigerante que circula por las tuberías para completar el proceso de refrigeración.

Ruido del motor: el motor es la pieza que genera la energía y hace el proceso de enfriamiento. Cuando el motor se activa y empieza su funcionamiento, este produce un ruido poco perceptible hasta que descansa. Los ventiladores del evaporador y del condensador se activan también durante este proceso y suenan mientras el aire circula a través de los componentes de la nevera y del congelador, si lo hay.

Golpes interiores: estos golpes se producen debido a que las paredes del frigorífico se dilatan por los cambios de temperatura y como consecuencia, los materiales de estas paredes se contraen y se expanden cada cierto tiempo. Estos ruidos son normales y no hay porque preocuparse.

Silbidos: estos silbidos se deben a que el motor del ventilador del evaporador hace circular aire a través de los compartimientos del frigorífico y del congelador, además, el ventilador del condensador hace pasar aire por este mismo. Son ruidos completamente normales.

Tipos de ruido del frigorífico

Ruidos preocupantes

Si el frigorífico hace ruidos diferentes a los descritos anteriormente, debes revisar y asegurarte de que algo está funcionando mal. Tu debes conocer a tu electrodoméstico para saber cuales ruidos son los normales y cuáles han aparecido repentinamente:

Vibraciones : las vibraciones son normales en frigoríficos que están en funcionamiento. Sin embargo, si van acompañadas de un ruido puede ser que esté rozando con un mueble u otro objeto, o es posible que por el contacto entre botellas en la parte interna produzcan ruido.

Ruido en la parte inferior: en este caso revisa las patas de las neveras y asegura de que estén bien niveladas, gracias a esto las puertas no cierran bien produciendo una vibración que daña el motor.

Para nivelar las patas puedes utilizar un nivelador de carpintero. Gradúalas hasta que la burbuja del nivel este en el centro.

Ruidos en la parte central o interiores: revisa que las baldas y los estantes estén bien sujetos, al igual que los accesorios de las puertas.

Si todo está bien y el ruido es muy intenso y continuo, lo puede estar produciendo un problema en el ventilador. Si simplemente ves que está sucio, prueba a limpiarlo. Si el ruido persiste, es el momento de cambiarlo para que no haga más ruido y estropee el frigorífico. Llama a un técnico para que realice este trabajo.

Ruidos en la parte trasera: estos ruidos pueden ser provocado por algún objeto que este golpeando los tubos de refrigeración. Igualmente verifica que la parte trasera no esté pegando con la pared. Si estos no son los problemas, otro motivo puede ser que el compresor esté dañado. En este punto debes llamar a un especialista para que realice un diagnóstico y te dirá si debes cambiar el compresor o no hay solución más, que adquirir una nueva nevera.