Saltar al contenido

¿Sabes cómo colocar los alimentos en la nevera correctamente?

Muchas personas a día de hoy no saben cómo colocar los alimentos en la nevera y muchos otros no saben que existen ciertos tipos de alimento que no deberían ser colocados en ella debido a que perderían muchas de sus vitaminas y propiedades benéficas para la salud.

El frigorífico es un electrodoméstico amplio, espacioso y con buenas separaciones y compartimientos que tienen un fin que, si aún no conoces, este artículo aclarará todas tus dudas de una manera rápida y sencilla.

Antes de que sepas cómo colocar los alimentos en la nevera de manera correcta primero tendrás que fijarte si la temperatura de la misma oscila entre los 0 y los 5°C, ya que esta temperatura es la recomendada para un frigorífico con una carga media de alimentos.

También es conveniente recordar que aunque existan alimentos que van perdiendo sus vitaminas al estar en el frigorífico, es conveniente almacenarlos allí, ya que después de unos días muchos de ellos comenzarán a descomponerse a temperatura ambiente.

Organiza tu nevera por tipo de alimentos

Organizar de una manera óptima los alimentos en el frigorífico es necesario para evitar que otros tipos de alimentos se contaminen, además, el garantizar la temperatura óptima es necesario ya que gracias a ella los alimentos se mantendrán más tiempo y con menor pérdida de nutrientes. Aquí la mejor forma de organizarlos:

En los estantes superiores deben ir los alimentos a medio comer debidamente envasados y también los recipientes con sobras de ingredientes usados para cocinar.

En el centro del frigorífico conviene colocar todos los tipos de lácteos, embutidos y huevos. ¿Qué alimentos no necesitan estar en el frigorífico?

Los estantes inferiores serán los encargados de almacenar los alimentos que todavía no han sido cocinados y se descomponen fácilmente sin refrigeración, tales como las carnes, envases sellados e ingredientes que estén siendo descongelados, estos últimos con su debida rejilla para que los demás alimentos no entren en contacto con el líquido que desprenden.

El frigorífico usualmente tiene uno o dos cajones en los que deberás guardar las frutas y verduras. La mayoría de los frigoríficos poseen dos cajones, uno para las verduras y otro para las frutas.

La puerta del frigorífico también es usada para almacenar productos como salsas, mantequilla, huevos (algunos frigoríficos) o bebidas ,entre otros elementos a los que se quiere tener rápido acceso.

¿Qué alimentos no necesitan estar en el frigorífico?

Existen alimentos que no necesitan refrigeración para mantener en un estado óptimo de conservación. Estos alimentos si se conservan en el refrigerador comenzarían a perder nutrientes, por lo que se recomienda guardarlos en un lugar fresco y seco.

Algunas frutas que no deberían ser refrigeradas son:

  • Peras
  • Manzanas
  • Kiwi
  • Sandía

Ya que se descompondrían rápido liberando una gran cantidad de azúcares. Como caso especial también mencionaremos al tomate verde, el cual para que se madure correctamente deberá conservarse en un lugar con temperatura de 20°C sin posibilidad de que tenga contacto con el sol.

También mencionaremos a las patatas, las cuales un entorno frío puede hacer que sepan diferente, al igual que la cebolla y el ajo.

¿Cómo conservar la comida dentro de la nevera?

El conservar correctamente la comida en el frigorífico permitirá que cada tipo de alimento conserve su sabor original y no exista riesgo de intoxicaciones. Para conservarlos correctamente te traemos estos consejos:

tuppersUso de tuppers y envases herméticos

Los tuppers pueden servir tanto para almacenar alimentos a medio comer en el frigorífico, como también para almacenar alimentos a temperatura ambiente. Estos envases pueden contener líquidos y alimentos blandos.

Envases de frutas y verduras

Los envases pueden mantener la frescura de las frutas y las verduras además de evitar que su aroma se impregne en otros alimentos o bebidas, lo cual resulta bastante desagradable.

No se recomienda volver a abrir el envase una vez almacenada la fruta o verdura si no será consumida en ese instante.

Film transparente

La película o film transparente protegerá los alimentos de impregnarse de otros olores y también permitirá protegerlos para su correcta congelación y protección de la humedad.  Hay algunas películas transparentes que solo pueden usarse en el microondas así que cuidado.

Papel de aluminio

El papel de aluminio debe ser de buena calidad ya que si no cuenta con resistencia al frío este se romperá al congelarse. Es una muy buena opción para congelar rápidamente alimentos ya que conduce el frío de una manera fantástica. Nunca descongeles un alimento envuelto en papel aluminio en el microondas.

Envase al vacío

El envasado al vacío es una manera fantástica de conservar el buen estado de los alimentos como carnes y embutidos, conservando todas sus características vitamínicas y su sabor fresco.

Bolsas de plástico

Son muy prácticas, espaciosas y cómodas de usar, además de que evitarán que los alimentos y bebidas adquieran el aroma de otros alimentos dentro del mismo espacio. Si son bolsas que cuentan con un sistema de cierre y apertura entonces su uso es mucho más práctico.

Y la temperatura ideal del frigorífico es…

Varios fabricantes de frigoríficos han llegado a la conclusión de que la temperatura idónea para el frigorífico es de 0 a 4°C mientras que la del congelador deberá ser de entre -16 a -18°C para asegurar un congelamiento uniforme y una máxima conservación.

Existen frigoríficos que poseen controles analógicos, en los que puedes regular a cuántos grados quieres que se conserven los alimentos, como también existen frigoríficos con pantallas digitales en los que fácilmente puedes graduar el rango de congelación de los mismos.

Existen lugares especialmente calurosos en donde la mejor idea durante el verano es subir el grado de congelación para permitir un óptimo funcionamiento del frigorífico, garantizando la perfecta conservación de los alimentos en estado de congelación.

Si sientes que los alimentos no están del todo congelados quizás llegó el momento de usar un termómetro que resista el frío y medir si de verdad el nivel de congelación llega al punto que has indicado ya que, si no es así, habrá llegado el momento de realizarle un mantenimiento.