Saltar al contenido

¿Dónde debes o no colocar el frigorífico?

Si tu hogar no cuenta con demasiado espacio en la cocina es conveniente pensar muy bien en donde colocar el frigorífico.

Teniendo en cuenta que una separación prudencial de la parte posterior del frigorífico y la pared debe ser de 15 cm y que las puertas del mismo no deberán estorbar, te enseñaremos en donde debes colocar tu frigorífico.

¿En dónde colocar el frigorífico?

El frigorífico debe ir en la cocina. Tan solo piensa lo poco armónico que se vería en la sala de estar o en una habitación ¡Esas ideas quedan completamente descartadas! Así que te dejamos unas cuantas consideraciones a la hora de establecer un lugar para tu frigorífico en la cocina:

  • En los extremos: el colocar el frigorífico en los extremos es una buena idea ya que en ese lugar no estorbará mucho y evitarás que moleste con su sombra las labores a realizar en las estanterías próximas a él.
  • Cerca de la despensa: el colocar la nevera cerca de la despensa hará que todos los ingredientes que deban permanecer congelados o refrigerados estén a mano. Con esto todas las zonas de almacenamiento de comida estarán cercanas.
  • Lejos de zonas calurosas: es conveniente mantener el frigorífico alejado de zonas en donde el calor es frecuente como por ejemplo cerca de la cocina o cerca de las ventanas debido a que el calor puede filtrarse al interior del mismo.
  • Coloca el frigorífico cercano a las tuberías de agua limpia.

¿Dónde colocar la nevera?

  • Colocar lejos de ventanas o fuentes de luz: debido a su tamaño puede tapar parcial o completamente las fuentes de luz de la cocina.
  • Colócalo en “tierra firme”: deberá colocarse en suelo firme, nunca sobre plataformas o en desnivel.
  • Colócalo lejos de las puertas y accesos a la cocina: es un electrodoméstico grande y que con sus puertas puede estorbar la correcta apertura de las puertas de la cocina en caso de que existan, ocasionando accidentes frecuentes.

Haz que tu frigorífico sea parte de la decoración de la cocina

Quizás no lo tengas demasiado en cuenta, pero el frigorífico puede ser un componente perfecto para la decoración de la cocina debido a su tamaño.

Puedes escoger un frigorífico de línea blanca, pero para aquellos que quieren más en cuanto a diseño también existen frigoríficos y electrodomésticos en general con acabado de acero inoxidable, brillante o con diferentes diseños bastante elegantes.

No sólo puedes jugar con las estanterías y electrodomésticos que están cercanos al frigorífico, también puedes destacar su elegancia aislándolo en un lugar céntrico de la cocina, haciendo que todas las miradas se dirijan hacia él.

Haz que el frigorífico sea parte de la decoración

Antes de comprar un frigorífico de determinado color, diseño o tamaño primero deberás estudiar por completo las medidas de tu cocina, su decoración y el estilo de tus otros electrodomésticos de esta habitación.

No es una buena idea mezclar electrodomésticos de acero inoxidable con otros de línea blanca ya que interrumpirían la armonía de la cocina.

Otra excelente manera de colocar de manera magistral el refrigerador en tu cocina es mediante un armario especial empotrado para albergar a este electrodoméstico. Estos armarios se acoplan a la puerta de tu nevera haciendo que al abrir sus puertas también abras la puerta de la nevera.

Este acoplamiento aporta mucha elegancia a la cocina además de dotarla de espacio adicional, pero tiene como inconveniente principal el no poder albergar a un frigorífico de tamaño completo, así que te tendrías que conformar con uno de tamaño mediano dentro de este armario.

Asegúrate de que tiene suficiente ventilación

La ventilación es un factor clave ya que el frigorífico trabaja mucho con ella para poder dotar su interior con corrientes de aire fresco y helado.

Para que el frigorífico funcione de manera óptima deberás tener muy en cuenta la ventilación, colocándolo en un lugar en donde no haya mucho calor y que cuente con buena separación de las paredes y la cocina.

LA nevera debe tener una buena ventilación

En la parte posterior deberá contar con 15 cm de espacio entre la pared y él, a sus lados deberá contar con al menos 1 cm con las estanterías para evitar arañazos. Por último, recomendamos que revises las instrucciones de instalación de tu frigorífico, las cuales te darán importantes datos sobre donde debes o no debes colocarlo.