Saltar al contenido

¿Cuánto duran los alimentos en el congelador?

Los refrigeradores cumplen una función muy importante en el mundo de la conservación de los alimentos; sin embargo, los congeladores son los que perfeccionan esta capacidad, llevando a los alimentos a durar mucho más tiempo estando congelados que refrigerados.

No importa si el ingrediente o alimento se encuentra crudo o cocinado, en el congelador se mantendrá mucho más tiempo apto para el consumo que estando a la intemperie o solo refrigerado.

Lamentablemente los alimentos congelados no durarán para siempre, pudiendo ir perdiendo paulatinamente su sabor, color, textura y definitivamente no poder ser consumido por cuestiones de salud.

La congelación es un proceso que hace que el agua y los líquidos de los alimentos se solidifiquen. Esto hace posible que las bacterias naturales de los alimentos actúen de una manera muy lenta, frenando casi por completo su crecimiento y proliferación.

Sin embargo, si la congelación no es óptima es muy probable que se formen cristales de hielo, los cuales harán que tus alimentos vayan perdiendo calidad de manera apresurada.

A continuación sabrás cuánto duran los alimentos en el congelador para que así sepas a partir de cuantos días es conveniente consumirlos, evitando así que se dañen o pierdan calidad en su sabor.

¿Qué ocurre cuando un alimento se congela?

Todos los alimentos contienen agua, aunque sea en muy poca medida. Lo que sucede cuando estos se congelan es que el agua contenida en ellos se convierte en hielo. Este hielo puede derretirse y volverse a congelar dependiendo de las condiciones climáticas y de cuantas veces abras y cierres tu congelador.

La mala noticia es que mientras más veces se vuelva a congelar el agua contenida en los alimentos, más perderán su sabor y otros aspectos que le dan calidad a los productos, debido a que los cristales de hielo rompen la estructura natural del alimento.

Cuando un producto congelado se descongela verás cómo suelta una buena cantidad de agua. En este líquido no hay solo agua, existe también una buena parte del sabor del alimento congelado, por lo que este pierde sabor y concentración de vitaminas.

Si se ha congelado y descongelado varias veces también notarás cambios importantes en su textura.

Alimentos congelados

Si vuelves a congelar el producto, por ejemplo, porque ha sobrado, estás haciendo un mantenimiento interno del congelador o simplemente se te ha olvidado cerrar la puerta del mismo, cada vez tendrá menos vitaminas, minerales, sabor y una textura alterada no propia del alimento en cuestión.

En resumidas cuentas, ya no será sabroso comerlo.

Pero esto es lo de menos, ya que al congelar y descongelar alimentos las bacterias dejarán de estar prácticamente paralizadas a comenzar a proliferarse a toda velocidad, y gracias a los tejidos lastimados por los cristales de hielo mientras duró la congelación es una tarea tienen muy fácil.

Por esto, recomendamos que si descongelas un alimento sea la última vez que lo hagas. Con esto evitarás la rápida proliferación de las bacterias contenidas en él y la aún más rápida propagación de las mismas en una segunda descongelación.

Un truco bastante sencillo para evitar que las bacterias se multipliquen aceleradamente en una segunda congelación es volver a cocinar los alimentos y solo luego volver a congelarlos ya que el calor de la cocción matará a todas las bacterias y luego no habrá problemas al descongelarlo por segunda vez, aunque no tendrá el mismo sabor.

Alimentos en el congelador

Tiempos máximos de congelación por tipo de alimento

No todos los alimentos duran lo mismo en estado de congelación. Existen algunos que perderán su textura mucho antes que otros, algunos perderán su sabor al cabo de unos días y muchos pueden durar incluso meses en perfecto estado.

A continuación podrás ver un listado de alimentos con el tiempo su tiempo máximo de congelación:

Cereales y dulces

Los cereales poseen variaciones en el tiempo máximo de congelación recomendado. Por ejemplo, el pan tiende a modificar su textura y sabor a los dos meses de congelación, mientras que la pasta y las galletas pueden durar sin problemas seis meses refrigeradas.

De igual manera, el tiempo máximo de congelación de los dulces estará dado por los ingredientes involucrados en la preparación de los mismos. Si el dulce contiene algún tipo de lácteo, puede durar entre 5 a 6 meses, mientras que los que no poseen lácteos mantendrán sus propiedades en estado de congelación durante un año.

Frutas, verduras y hortalizas

En el caso de las frutas se repite el mismo panorama. Dependiendo del tipo de fruta esta durará en perfecto estado más o menos que otras.

Por norma general, las frutas con un periodo de larga duración, como los zumos de frutas, podrán conservarse en perfecto estado durante un año. Un ejemplo de estas frutas y los zumos de las mismas son las fresas, los arándanos, los albaricoques, los higos y las ciruelas.

Las frutas cítricas por lo general no se llevan muy bien con la congelación ya que estas duran en perfecto estado unos tres meses congeladas. Esto corresponde a las naranjas, mandarinas, pomelos, limones, entre otras.

Verduras congeladas

La mayoría de las verduras pueden congelarse sin problemas durante un año sin que pierdan su sabor o propiedades vitamínicas. Un ejemplo de estas son las judías, tomates, guisantes y habas.

Las hortalizas por su parte duran menos que las verduras. Las patatas pueden durar unos 4 meses en perfecto estado, los pepinos unos 10 meses, la zanahoria y el repollo unos 8 meses y la remolacha alrededor de seis meses.

Pan horneado y panes de bolsa

El pan horneado se puede congelar y descongelar sin problemas. Este mantendrá sus propiedades sin problemas durante tres meses como máximo, aunque el panorama cambia en el caso del pan de bolsa, el cual se compra ya empaquetado en las panaderías, el cual solo durará en buen estado durante un mes.

Helados y tartas heladas

Los helados y las tartas heladas al contrario de lo que podrás pensar poseen una muy baja tolerancia a la congelación. Los fabricantes recomiendan no mantener refrigerados estos productos más de un mes.

Galletas

Las galletas pueden mantenerse refrigeradas entre 8 y 12 meses según sea el nivel de azúcar que posean. Mientras menos azúcar más será el tiempo máximo de congelación.

Cordero y ternera sin cocinar

Las carnes de cordero y ternera pueden ser refrigeradas durante 9 meses.

Carne para congelar

Chuleta de cerdo sin cocinar

Debido a la gran cantidad de grasa en las chuletas de cerdo, estas deberán cocinarse antes de los 6 meses si quieres que mantengan su sabor y evitar la proliferación de las bacterias. Si quieres aumentar este número cocínalas y luego vuelvelas a refrigerar, durarán 6 meses más.

Pollo y pavo crudo

Este tipo de carnes casi no poseen grasas por lo que pueden durar congeladas en perfecto estado hasta un año.

Pescado blanco

No importando el tipo de carne de pescado esta siempre se descompondrá de una manera acelerada. La carne de pescado blanco es la que durará más tiempo en buen estado siendo congelada, un total de 6 meses.

Pescado azul

El pescado azul posee más grasas que el blanco, por lo que deberá ser cocinado y luego refrigerado para que pueda durar 3 meses en perfecto estado.

Pescado ahumado

Las carnes de pescados que han sido ahumadas comenzarán a perder sabor, propiedades y probablemente a descomponerse a partir de los 2 meses congeladas.

Mariscos

Hay varios tipos y varios tiempos máximos de congelación. La langosta dura unos 12 meses perfectamente; mientras que, los bueyes de mar y las centollas unos diez. Al contrario de lo que ocurre con otros platos, si la carne ha sido cocinada esta durará menos, unos 3 meses.

Mejillones y ostras

El tiempo máximo para estos es de 2 a 3 meses.

Almejas

Conservarán su estado máximo 6 meses.

Pulpo y calamar

Sin vísceras duran perfectamente 6 meses congelados.

Quesos y otros lácteos

Los quesos duros, ya sean curados o no curados, alcanzan los seis meses en un perfecto estado de conservación. Los quesos blandos, que son grasos, tienen uno de los peores periodos de conservación ya que se dañan a las 3 – 4 semanas.

El yogurt aguantará bien unos dos meses congelado. La mantequilla estará congelada durante 9 meses sin problemas ya que la grasa en ellas se encuentra protegida por la caseína.

La leche de vaca durará en perfecto estado unos 6 meses; sin embargo, esta tendrá que estar en un contenedor amplio ya que se expande al congelarse.

Productos en el congelador

Huevos

Este tipo de alimentos solo pueden ser congelados en perfecto estado durante un mes, ya que poseen una gran cantidad de lípidos que impiden que se extienda su conservación.

Sopas

Cualquier tipo de sopa solo podrá ser congelada sin que pierda sus propiedades durante 3 meses.

Estofados de carne

Los estofados de carne solo aguantan unos 4 meses en estado de congelación antes de perder su sabor.

¿Cómo congelar correctamente los alimentos?

Al aplicarles bajas temperaturas conseguimos que se mantengan en perfecto estado para el consumo mucho más tiempo. Aquí te dejamos algunos consejos para que puedas congelar correctamente tus alimentos.

  • Congelar los alimentos de forma rápida y a una muy baja temperatura.
  • Debes separar alimentos crudos de los cocinados.
  • Si vamos a congelar platos ya cocinados debes esperar a que se enfríen. 
  • Es recomendable usar envases de plástico para guardar los alimentos.
  • Si congelamos en recipientes como tuppers, es necesario dejar un espacio.
  • Es muy aconsejable el método de «lo primero que entra, primero sale». 
  • Congelar por raciones  o porciones que sepas, seguro, vas a consumir.

Descongela tus alimentos con seguridad

Descongelar alimentos

Para descongelar tus alimentos de la mejor manera y que conserven el sabor y la textura, es necesario que esta sea lenta y el alimento en cuestión se encuentre en un entorno cada vez menos frío. La mejor manera es ir disminuyendo progresivamente la temperatura del congelador.

Es conveniente evitar el contacto humano con los productos que se encuentran descongelándose; de igual manera, se recomienda que los productos en descongelación no estén en un mismo espacio, ya que estos pueden contaminarse entre sí.

Es importante que los productos a descongelar estén colocados en recipientes profundos para evitar que estos impregnen con su aroma el congelador, y además estos goteen y dañen el sabor de otros alimentos o bebidas. Los alimentos descongelados deberán ser consumidos el mismo día de la descongelación. Las verduras y comidas para microondas no requieren descongelación.

Ahora que sabes cuánto durarán en perfecto estado tus alimentos en el congelador solo basta que apliques todo lo aprendido para que nunca se pierda el sabor, la textura y las vitaminas de los mismos.