Saltar al contenido

¿Cómo se limpian los electrodomésticos blancos?

Los electrodomésticos blancos son típicos en cualquier cocina. Estos reflejan pureza y simpleza, pero lo que no sabes es que si no se lleva a cabo una limpieza completa de sus superficies e interiores frecuentemente, estos pueden comenzar a cambiar de color a un amarillo claro.

Para evitar esto se debe, trimestralmente, realizar una limpieza profunda de cada bandeja, cajón y superficies interiores y exteriores. Para llevarla a cabo debes siempre mantener desenchufado el electrodoméstico para evitar electrocuciones; además, estarás ahorrando energía.

Una manera perfecta para evitar que las superficies se tornen amarillas es limpiarla con una solución en spray de bicarbonato y agua para luego pasar un paño húmedo. Esto, además de proteger y limpiar la superficie, eliminará olores desagradables impregnados en el plástico.

En las zonas más problemáticas puedes hacer uso de un paño humedecido con agua y vinagre. Tampoco olvides quitar todo el polvo que la nevera pudiese haber llegado a albergar detrás o debajo, según donde funcione el motor.

¿Por qué los electrodomésticos blancos se ponen amarillos?

Los electrodomésticos blancos nada más comprados aportan una vista limpia y espaciosa a la cocina, por eso las personas los prefieren a los electrodomésticos de otros colores, pero quizás lo que no sepan es que estos, con el paso del tiempo, pueden modificar su color a uno muy desagradable como es el amarillo, el cual refleja suciedad.

Esta es una reacción del plástico a diferentes variables en el ambiente como la falta de limpieza, entorno sucio, luz muy cercana al electrodoméstico y el humo del cigarrillo.

El limpiar con agua tus electrodomésticos blancos no es un buen método de limpieza ya que no blanquea. Es necesario usar un método que blanquee la superficie de estos electrodomésticos, haciendo posible que vuelvan a verse como nuevo.

Cómo limpiar frigoríficos y congeladores que amarillean

En todo el proceso de limpieza de tus electrodomésticos blancos el bicarbonato será un excelente aliado, al igual que el vinagre.  

Tanto el bicarbonato como el vinagre tienen propiedades que eliminarán la suciedad de la superficie de tu microondas, nevera o cocina, devolviéndole la blancura original.

Pero eso no es todo: el vinagre y el bicarbonato representan un método fantástico para la eliminación de los gérmenes y los malos olores por lo que la limpieza será completa.

Para limpiar un electrodoméstico blanco con bicarbonato o vinagre deberás seguir los siguientes pasos:

  • Siempre desenchufar por seguridad el electrodoméstico a limpiar.
  • Tomar un trapo limpio y humedecido con agua para luego impregnarlo en jabón de lavaplatos.
  • Limpia toda la superficie del electrodoméstico y luego procede con su interior.
  • En una taza mezcla media taza de bicarbonato, media taza de cloro y un chorrito de agua oxigenada para luego agregar agua caliente y revolver la mezcla durante dos minutos.
  • Haz que una esponja limpia absorba una gran cantidad de esta mezcla y limpia con ella todas las zonas que antes habías limpiado solo con jabón.
  • Ahora toca secar todo el aparato con una toalla limpia y seca de buena absorción.

 

Consejos para eliminar las manchas amarillas incrustadas

Siguiendo este plan de limpieza cada tres meses tus electrodomésticos siempre mantendrán el blanco que, desde un momento, te convenció para comprarlos. No dejes que se tornen amarillos o mugrientos ya que afearán mucho tu cocina.

No coloques luces demasiado cercanas a los electrodomésticos ya que estas pueden hacer que el plástico se vuelva amarillento. Si eres fumador, fuma fuera de tu casa o de la cocina.

Consejos para eliminar las manchas amarillas incrustadas

Las manchas amarillas que ya se encuentran en tus electrodomésticos son un gran problema, pero estas pueden ser eliminadas con un poco de vinagre mezclado con agua, el cual debe ser aplicado en la mancha con una esponja suave y frotar la superficie hasta que salga.

También puedes tratarlas diluyendo bicarbonato en un litro de agua y realizando el mismo procedimiento.

Después de que la mancha haya sido eliminada es importante secar la superficie y, si la mancha ha sido quitada con vinagre, es vital lavar la zona con bicarbonato para luego secarla con una toalla limpia.

¡Ahora que sabes cómo limpiar los electrodomésticos blancos te invitamos a comprobar el resultado por ti mismo!