Saltar al contenido

¿Qué puedes hacer con un frigorífico sin usar?

¿Cómo reciclar tu frigorífico?

El frigorífico es uno de los electrodomésticos más útiles e importantes en cualquier hogar y su uso es tan necesario como obligatorio. Si tienes uno que ya no vas a utilizar y no sabes qué hacer con él, existen varias opciones para resolver esta situación.

Alternativas para tus frigoríficos sin usar

  • Regalarlo a un amigo o conocido de tu entorno habitual: puedes regalárselo a alguien en tu entorno social, ya se en tu grupo de amigos o conocidos que puedan necesitar un frigorífico.
  • Donarlo a alguna organización o entidad sin ánimo de lucro: existen entidades sin ánimo de lucro que podrían ayudarte con este tema. Pregunta si conocen de alguna familia que necesite de un refrigerador.
  • Reciclar el frigorífico tú mismo y darle una nueva vida: si tu frigorífico no funciona pero todavía está en buen estado puedes reciclarlo y darle un nuevo uso como armario para guardar vajillas, enseres o hasta libros.
  • Llevarlo a un punto limpio: esta opción es para cuando el frigorífico no tenga buen funcionamiento. En la mayoría de los municipios existen puntos limpios, son emplazamientos que se preparan para alojar residuos domésticos, entre ellos el frigorífico.
  • Consultar en la empresas de chatarra: esta alternativa la puedes utilizar si el aparato ya no funciona o tiene una avería que no compensa su arreglo, e igual deseas ganarte una pequeña cantidad de dinero.

¿Cómo reciclar frigoríficos?

En el caso de los frigoríficos con gases que agotan la capa de ozono, los procesos de reciclaje habituales se centran en la retirada de los fluidos contenidos en los circuitos del aparato, para después proceder a su trituración en condiciones de atmósfera controlada.

Por otro lado, hasta hace un tiempo en los frigoríficos con hidrocarburos no se ejecutaba este procedimiento, con lo que se producía la liberación a la atmósfera de gases contaminantes, y es por este motivo que se detectó la necesidad de aplicarles el mismo tratamiento.

Importancia del reciclaje de tus electrodomésticos

Tratamiento de los residuos de frigoríficos

El primer paso es la extracción de algunos componentes como los cables y las bandejas de vidrio. En este punto, se lleva a cabo un proceso de recuperación de los gases contenidos en el residuo.

Posteriormente, el aceite se valoriza, y los gases se eliminan en plantas externas. Durante esta fase, se logra extraer en torno al 30% de todo el gas que contiene el frigorífico. El resto del frigorífico se tritura en condiciones de atmósfera inerte. Mediante este proceso se separa la espuma de poliuretano de las otras fracciones, como metales y plásticos, que se remiten a otras instalaciones para su valorización.