Saltar al contenido

Cuánto gasta la secadora

¿Cuánto cuesta poner la secadora en casa?

El consumo de energía es un aspecto que a todos nos preocupa. Para nadie es un secreto el aumento que ha tenido en los últimos años. Hemos tenido que buscar trucos o claves para ahorrar todo lo que se pueda. Adquirimos equipos electrodomésticos de bajo consumo pero tú sabes ¿cuánto gasta la secadora?

¿Cuánto consume una secadora?

Al comprar una secadora debes conocer los diferentes tipos y la cantidad de energía que consumen para poder tener un aproximado de cuánto consume una secadora.

Dependiendo de la marca, una secadora clase A con bomba de calor puede consumir unos 273 KWH7/año. Para hacerte una idea de cuánto consume una secadora al mes haz un cálculo muy sencillo: el consumo medio de una secadora es de 270W a la hora. Si multiplicas las horas que dura el ciclo de secado por los días al mes que la utilizas tendrás un cálculo aproximado del consumo.

¿Cuánta energía consume una secadora?

Etiquetado energético

Para elegir un modelo de secadora que te ayude en el ahorro, debes fijarte en el etiquetado energético del artefacto.

La clasificación energética de las secadoras se representa con las primeras letras del abecedario, siendo la A la que mayor eficiencia energética tiene y la D la que menos. En la actualidad, a penas se venden secadoras con clasificación energética C. Existen tres niveles superiores de la categoría A: secadora A+++, secadora A++ y secadora A+. Si quieres conocer más acerca de la eficiencia energética y saber en qué ámbitos puede ser aplicada pincha aquí.

Beneficios de las secadoras

La secadora es un electrodoméstico que aún no es considerado como imprescindible. Sin embargo, alrededor de un 29% de las familias ya poseen este artefacto. Sin duda es de gran ayuda sobre todo si vives en una zona donde el clima es frío y húmedo:

  • Evita la decoloración que produce los rayos del sol al incidir sobre nuestras prendas.
  • Son perfectas para familias grandes o personas que generan mucha colada.
  • Permite secar prendas voluminosas en corto tiempo.
  • Ya no más marcas de pinzas en la ropa y te evitas tender y controlar el secado en la terraza.
  • Disminuye las arrugas en la ropa. Si las doblas ligeramente puedes ahorrarte el consumo eléctrico y el trabajo de planchar.
  • Elimina los ácaros y virus de la ropa gracias a la alta temperatura, ideal para las personas alérgicas.
  • Ya no tendrás más ropa colgada en el tendedero, son perfectas para casa pequeñas o pisos.

Beneficios de las secadoras

Trucos para ahorrar

  • Elige un modelo con eficiencia energética, es decir, que posea una certificación energética A o superior.
  • Limpia los filtros cada vez que la utilices para asegurarte que están libres de pelusas y garantizar el buen funcionamiento.
  • Separa la ropa para poder seleccionar un determinado ciclo. El algodón necesita temperatura alta, las camisas, pantalones de vestir y telas sintéticas tendrán suficiente con una media. Los tejidos delicados no pueden ser sometidos a demasiado calor.
  • Si tiene la opción de auto-secado, actívala. La máquina se detendrá cuando acabe.
  • Llénala del todo y planifica tus lavados para que esto sea posible.
  • Centrifuga bien la ropa antes de introducirla, te ahorrará mucho tiempo de secado.