Saltar al contenido

Manchas de salsa, ¿qué hacer para que desaparezcan?

¿Cómo eliminar las manchas de salsa?

¿Alguna vez te ha caído salsa de tomate en tu camisa blanca favorita ? o has estado en una cita o una reunión importante y al probar la comida te cae salsa de tomate en la ropa arruinando todo el outfit…que terrible sensación. Pero, es aún peor cuando tratamos de sacar la mancha y no sale.

Veámos algunos consejos para sacar estas manchas de tomate, sobre todo las que son con salsas ya que su contenido de aceite las hace más resistentes.

¿Cómo quitar las manchas de salsa de tomate en tela ?

Hay 2 cosas importantes que debemos saber antes de empezar a quitar las manchas y es:

  • Determinar si la salsa es reciente o antigua (cuando queda esa especie de sombra marrón)
  • Saber que tipo de tela es.

Entonces, ¿qué debemos hacer?

¿Cómo eliminar las manchas en tela?

  • Raspa la salsa (sea Ketchup, natural, tomate frito, zumo de tomate, salsa de tomate artesanal o casera) de la tela. Para evitar que penetre más en la tela.
  • Si la mancha es reciente podría primero colocarse la tela bajo el agua del grifo o si lo prefieres agua caliente que hace mayor efecto, poniendo la tela por el revés para que el agua caiga a través de la mancha y ponerle un poquito de jabón de tocador.
  • Procura limpiar la mancha trabajando dentro hacia afuera, con toques suaves, sin frotar.
  • Cubre la mancha con zumo de limón. Ponlo en un estropajo, un algodón o una esponja y deja caer el chorro sobre la tela.
  • Si no tienes limón puedes usar vinagre blanco o agua oxigenada, sobre todo si la tela es blanca.
  • Momento de aplicar el quitamanchas, cualquiera sea el que tengas: en gel, barra, polvo y déjalo actuar.
  • Para verificar si la mancha aún es visible debes colocar la tela al trasluz y dejar caer sobre ella agua fría.
  • Después de este enjuague, comienza a remojar la tela en agua tibia con media cucharada de lavavajillas (en pastilla o líquido y dependiendo del color de la tela uno que contenga cloro o no) y vinagre.
  • Si la mancha es muy vieja coloca el lavavajillas y luego haz pasar sobre un cubo de hielo con movimientos circulares. Déjala por 30 min o más.
  • Ahora confiemos en el sol. Enjuaga la tela y ponla a secar directamente al sol. Mientras más intenso, mejor.

Para este momento, ya debería haber desaparecido la mancha y la tela puede lavarse, después de usarla nuevamente, según lo indique la etiqueta.

Productos que puedes usar:

  • Agua Fria o Hirviendo.
  • Jabon de Tocador.
  • Zumo de Limon.
  • Vinagre blanco.
  • Bicarbonato de sodio.
  • Jabon en polvo.
  • Quitamanchas (con enzimas y/o Oxígeno) .
  • Lavavajillas.
  • Crema dental
  • KH-7
  • Paños y/o esponjas

Otras superficies

Pero las manchas de tomate pueden presentarse en cualquier otra superficie, vamos a hablar de las más comunes:

Suelo

Si cae al suelo salsa de tomate y se esparce sobre la junta de las baldosas haz  lo siguiente:

  • Retira el exceso de la salsa con una servilleta o un paño.
  • Frota con un cepillo dental las hendiduras entre las baldosas, porque siendo que el cemento blanco es muy poroso tienden a absorber más las manchas. Puedes hacerlo con la pasta dental o con una solución de agua, sal y bicarbonato.

Limpiar el suelo de las manchas

Alfombras y Moquetas

  • Retira el exceso.
  • Pasa un paño húmedo dando suaves golpes.
  • Rociar vinagre blanco y dejar que actúe por 5 minutos, retirándolo con un paño húmedo nuevamente.
  • Si la mancha no ha desaparecido espolvorea agua oxigenada (peróxido de hidrógeno) y deja actuar unos minutos y retira con un paño húmedo.

Ya hemos hablado ampliamente sobre el proceso de quitar manchas de salsa de tomate, pero, como los consejos nunca sobran.

¿Cómo acabar con las manchas de la alfombra?

Tengamos en cuenta

  • Si la etiqueta de la prenda dice que es solo para lavar en seco, debes llevarla directo a la tintorería. Si no sabes qué prendas llevar a la tintorería, quizás debas revisar bien las etiquetas.
  • Antes de meter la tela en la secadora o secarla al sol se debe haber tratado primero la mancha, si no, el calor la fijará aún más.