Saltar al contenido

Lavadoras de Gran Capacidad

Sabemos que cada hogar tiene sus necesidades específicas para su cuidado y mantenimiento. Es por ello, que en algunas ocasiones las lavadoras convencionales no son suficientes para abordar las tareas de lavandería de una casa familiar o para el cuidado de ciertas prendas.

A continuación, te explicamos qué son las lavadoras de gran capacidad y cuáles pueden ser sus múltiples ventajas.

lavadoras gran capacidad

¿Cuándo se considera que una lavadora es de gran capacidad?

En rasgos generales, una lavadora de gran capacidad contiene las mismas características que una habitual, ya que su función y prestaciones son iguales a las de cualquier otro modelo en el mercado. Sin embargo, su diferencia más importante reside en la capacidad de almacenaje de su tambor.

Las lavadoras de estas características pueden soportar de 9kg a 15kg dependiendo del modelo, pudiendo ofrecer un gran ahorro de tiempo en el lavado de los tejidos. Todo ello, les convierte en un electrodoméstico ideal para aquellas familias numerosas con necesidad de lavar mucha ropa en el menor tiempo posible.

Tipos de lavadoras de gran capacidad

Como con el resto de electrodomésticos, puedes encontrar muchas variantes como:

  • De carga frontal o superior
  • Con tecnología de gran eficiencia en el lavado y ahorro de agua
  • De diversos grados de centrifugado
  • Con función de secadora incorporada
  • Lavadoras integrables

Sus ventajas frente a las lavadoras normales

Estos aparatos ofrecen muchas ventajas comparativas:

  • Al poder abarcar un mayor número de prendas, conllevan un menor consumo de agua, luz y detergente. Por lo que la eficiencia energética es uno de sus mejores alicientes.
  • Su capacidad no interfiere en su tamaño. Que dispongas de una lavadora de 10 Kg o más no es inconveniente si tu cocina o despensa es de pequeñas proporciones, debido a que su dimensión es igual al promedio. El espacio de tu casa estará más optimizado.
  • Tienen una esperanza de vida mayor, ya que su número de usos es inferior a las lavadoras de capacidades convencionales. Resisten muy bien al paso del tiempo y tu dinero de compra se verá muy bien amortizado.
  • Ya no será necesario hacer coladas encadenadas. Con una misma tirada terminarás el tedioso trabajo de poner lavadoras más rápido gracias a su espacio habilitado.
  • No es necesario llenar toda la capacidad. Puedes lavar menos cantidad de prendas o tejidos sin malgastar recursos, ya que disponen de un sistema de regulación de agua y de luz.

lavadoras de muchos kilos

¿Qué tipos de prendas puedo usar para lavar?

Una lavadora con un gran espacio es la solución perfecta para asegurar de forma rápida y sencilla la higiene de textiles con mucho peso y gran tamaño.

Es por ello, que aparte de cumplir con su función de lavar la ropa casual de forma efectiva, también son ideales para todas las cubiertas de la casa. Ya no tendrás problemas para meter todos tus edredones, nórdicos, mantas o cortinas en un solo ciclo.

Además, ofrecen también mayor comodidad para el tratado de abrigos, anoraks o atuendos de gran consistencia. Los cambios de temporada se harán más llevaderos si cuentas con este tipo de máquinas.

A pesar de ser lavadoras resistentes, te recomendamos no introducir estas piezas con fuerza, ya que debes hacerlo con un mínimo de cuidado para asegurar un mayor mantenimiento del electrodoméstico. Asimismo, no olvides consultar bien las etiquetas de cada producto para ejecutar un lavado correcto sin dañar la calidad de sus materiales.

¿Son iguales que las lavadoras industriales?

A pesar de tener muchas similitudes, no debemos confundir nunca una lavadora destinada al uso doméstico con aquellas empleadas en el ámbito industrial. Podemos detectar entre ambas las siguientes diferencias:

  • Las lavadoras industriales tienen una capacidad muy por encima. Pueden abarcar hasta un total de 60Kg o más, dependiendo del uso específico que se les vaya a dar.
  • El tamaño varía bastante. Los espacios de carga de las lavadoras son muy distintos por lo que no necesitan contar con las mismas proporciones. Normalmente, las industriales cuentan con un volumen mucho mayor.
  • Las lavadoras domésticas no pueden estar en funcionamiento hasta 12 horas seguidas. Sin embargo, las especializadas están hechas para aguantar esa media de tiempo de forma diaria.
  • Los productos de limpieza a verter en ellos no coinciden. Las lavadoras de modelo industrial solo funcionan con detergentes industriales, mientras que las demás tienen una mayor versatilidad en los jabones y suavizantes a emplear.

Existe un gran abanico de posibilidades a la hora de escoger una lavadora. Ahora que ya conoces las ventajas de disponer de una de gran capacidad, podrás determinar mejor cuáles son las más adecuadas según tus necesidades de lavado y ahorro de energía.