Saltar al contenido

Secadoras de condensación

Características de las secadoras de condensación

Las secadoras condensación es uno de los tipos principales de secadoras. La cual se diferencia del resto por su sistema de secado. Conoce más acerca de este modelo y sus características que podrán cubrir tus necesidades de lavado y secado sin importante el clima de tu región.

¿Qué son las secadoras de condensación?

Estas secadoras calientan el aire a través de resistencias eléctricas que después entran al bombo para quitar la humedad de las prendas mojadas. La principal diferencia con las secadoras de evacuación es que el aire húmedo no lo expulsan, sino que hacen que la humedad se condense, depositando el agua generado en un depósito. El aire de nuevo se reutiliza para el proceso.

Ventajas y desventajas

Entre sus ventajas destacan:

  • Son más eficientes que las secadoras de evacuación porque reutilizan el aire y no gastan tanta energía en calentar el aire nuevo.
  • Su instalación es más sencilla porque no necesita una salida al exterior para adaptar el tubo.
  • Alcanza más de 70 grados de temperatura eliminando los ácaros o virus de la ropa.
  • Consume de media hasta la mitad de energía que una secadora de evacuación.
  • Su mantenimiento es sencillo, solo se debe limpiar diariamente los filtros ubicados en el tambor y también la unidad del condensador.
  • Podrás secar prendas voluminosas sin ningún problema.

Ventajas de las secadoras de condensación

Desventajas

  • Hay que retirar el agua de la bandeja donde se condensa la humedad. Algunos modelos cuentan con la posibilidad de instalar un desagüe para vaciar esta agua, pero solo se puede colocar en un lugar que tenga salida de desagüe.
  • El precio de la secadora de condensación es más elevado que la de evacuación.

¿Cómo funcionan?

El aire húmedo se traslada por una unidad condensadora que al enfriarse el aire se condensa la humedad y se convierte en agua, esta misma agua mediante una bomba es enviada al desagüe o en caso de no tenerlo a un depósito que suelen llevar incorporado y que se vacía a mano cuando se enciende una luz.

¿Por qué escoger este tipo?

Generalmente, las personas suelen decantarse por este tipo de modelos debido a sus precios en el mercado que no son tan elevados como otras alternativas.

Este tipo de secadoras son muy eficientes y fáciles de manejar. De igual forma, cuentan con prestaciones específicas para encargarse de todo tipo de tejidos sin dañarlos y también tienen sensores de humedad que te avisará cuando tu ropa esté seca.