Saltar al contenido

¿Cómo se debe descongelar el frigorífico?

¿Cómo descongelar el frigorífico?

Ciertamente cómo realizar esta tarea parecerá algo muy obvio; sin embargo, en la mayoría de los casos lo hacemos de la manera menos indicada. A continuación, te damos las claves para descongelar el frigorífico de una forma práctica y rápida.

¿Por qué se debe descongelar el frigorífico?

Resulta que el hielo actúa como aislante térmico, y el frío que es producido por el condensador de una nevera o de un congelador llega con más dificultad a los alimentos, si hay una capa de hielo en medio del camino. Por ello, los fabricantes de frigoríficos expresan que lo más recomendable es descongelar el electrodoméstico.

¿Cada cuánto tiempo es recomendable hacerlo?

Muchos fabricantes coinciden en que como mínimo una vez al año, o cuando la capa de hielo que recubre sus paredes internas supere los cinco milímetros de espesor. Pero hay casos más específicos:

  • Frigoríficos no frost: este tipo de frigorífico se caracterizan en su mayoría porque cuentan con un sistema que evita la formación de hielo y escarcha. En el caso de tener que descongelar la nevera, el proceso será mucho más sencillo que en los frigoríficos estáticos.
  • Frigoríficos estáticos: este sistema de refrigeración es el más común y es el que suele producir hielo por su sistema de ventilación. Por eso, se recomienda descongelar este tipo de neveras cuando el hielo esté entre 0,5 y 2 cm de espesor, o realizarlo un par de veces al año. El momento más idóneo sería hacerlo después de verano y después de invierno, ya que es cuando la temperatura ambiente tiene mayor variación con la del frigorífico.

Descongelar frigoríficos

Pasos para descongelar la nevera

1. Desenchufa y vacía la nevera

Es importante desenchufar de la toma de corriente para evitar accidentes. Luego, debes retirar todos los alimentos, envases y botellas para poder realizar una adecuada limpieza. Aprovecha este punto para deshacerte de latas medio llenas o productos por caducar o dañados.

Mete los alimentos en cubos con hielos para que se conserven, y los congelados envuélvelos en toallas y mételos en una nevera portátil para que no pierdan sus propiedades. Lo mejor es que los coloques en la zona más fría de la casa, evitando así que el sol dañe los alimentos. Recuerda también sacar los cajones del congelador y los estantes del frigorífico.

2. Utiliza un secador o recipientes con agua hirviendo para desprender el hielo

Para apresurar el proceso de descongelación puedes ayudarte utilizando un secador con aire caliente o coloca un envase con agua hirviendo y deja la puerta del frigorífico abierta para que el aire exterior junto con el vapor del agua facilita el desprendimiento y con mayor rapidez todo el hielo.

3. Sistema de evacuación vs. Recipientes para recoger el agua

El hielo que se haya podido formar en las paredes de tu frigorífico o congelador no va a desaparecer fácilmente. Algunos modelos incorporan un sistema de evacuación que lleva el agua a una cubeta. Pero si no es así, conviene que estés atento al proceso, y tengas a mano un paño, una bayeta y una fregona para retirar el agua.

4. Evita rascar con espátulas o instrumentos metálicos

En muchos casos, por la prisa de finalizar esta tarea, solemos utilizar algunos instrumentos metálicos como cuchillos o espátulas para sacar rápidamente el hielo. Pero debemos ser muy cuidadosos y evitar lo mayor posible estos elementos, ya que se pudiera perforar el frigorífico causando daños, en algunos casos no reparables.

Aprovecha para hacer una limpieza a fondo

Después de haberse descongelado por completo el frigorífico, es el momento perfecto para limpiarlo en la parte interior y exterior. Para limpiar la parte de fuera puedes utilizar una mezcla de agua y jabón o un limpiador casero como el vinagre con agua; incluso cualquier limpiador o producto de limpieza especial para frigoríficos.

En la parte interna recuerda retirar todos los cajones y baldas. Aprovecha para limpiar estas piezas también, que generalmente almacenan residuos de comida. Para esto también puedes utilizar el mismo producto para eliminar grasas, residuos de comidas y quitar cualquier mal olor.

Acabas con los malos olores