Saltar al contenido

Cómo limpiar el frigorífico por dentro en 10 pasos

Pasos para limpiar el frigorífico

Así como consideramos importante la limpieza de nuestros hogares, pisos, baños, habitaciones, etc, la limpieza de la nevera también resulta importante. El motivo principal es porque en ella guardamos todos los alimentos que vamos a consumir, por lo que debemos mantenerlo pulcro y en el mejor de los estados. Con 10 pasos para limpiar un frigorífico por dentro podrás lograrlo efectivamente.

Pasos para limpiar el frigorífico

Para limpiar tu frigorífico deberás seguir los siguientes 10 pasos que te garantiza una limpieza a fondo:

1.  Apaga y desenchufa

El primer paso es importante, apaga y desenchufa la nevera de la toma de corriente y así evitas accidentes. Además, de esta forma la nevera no trabajará forzada, ya que las puertas deben estar abiertas para realizar el siguiente paso.

Coloca paños alrededor de la nevera para evitar charcos de agua al descongelarse el hielo.

2.  Vacía el frigorífico

Saca todos los alimentos de la nevera, incluyendo, envases y botellas. Debe estar completamente vacío para poder realizar a fondo la limpieza. Se recomienda realizar esta tarea cuando la nevera no tenga muchos alimentos en ella; en caso contrario, puedes utilizar una nevera portátil o envases grandes y hielo para guardar los alimentos más delicado y que no puedan estar sin el frío. Recuerda que debes respetar la cadena de frío para asegurar la conservación de tus alimentos.

3.  Desmonta baldas y estanterías

Saca todas las baldas, estanterías, cajones y cubetas que tenga el frigorífico. En las neveras modernas es muy práctico retirar todas estas piezas, facilitando la limpieza además, son fáciles de instalar nuevamente. Esto te ayudará a llevar a cabo una limpieza de cada rincón del frigorífico.

Limpiar las estanterías con el frigorífico vacío

4.  Lava las juntas de las puertas

Es una de las zonas de la nevera que más suciedad acumula. Para limpiarlas a fondo utiliza una bayeta con agua y vinagre. Si la junta tiene manchas de moho puedes usar lejía, también diluida con agua, y ayudarte con un cepillo de dientes para llegar a los rincones de más difícil acceso.

5.  Limpia baldas, estantes y cajones

Una manera práctica de lavar todas las piezas extraíbles del frigorífico es introducirlas en el fregadero. Puedes hacerlo con un estropajo suave, agua caliente y jabón. Aunque si la suciedad está muy incrustada debes utilizar vinagre o un limpiador específico (los quitagrasas suelen resultar bastante efectivos). Tras la limpieza, deja que las piezas se escurran y luego seca el restante del agua con un paño seco.

6.  Limpia el interior y el exterior

Uno de los remedios caseros más efectivos para limpiar el frigorífico por dentro es el bicarbonato de sodio mezclado con agua. Esta preparación ayudará a eliminar los malos olores de la nevera. Siempre es recomendable utilizar remedios naturales para evitar los fuertes olores de los productos químicos y evitar que se impregne en la cocina. Otros limpiadores efectivos son el vinagre y el limón.

Para limpiar el exterior de la nevera puedes utilizar la mezcla de agua y vinagre, que elimina los restos de grasa. Después de la limpieza, debes secarlo con un trapo o paño seco.

7.  Limpia el congelador

Puedes utilizar agua con bicarbonato para eliminar todo el sucio de tu nevera. Si lo deseas puedes utilizar productos de limpieza específicos para esa trabajo que no contengan olores. Además, asegúrate de limpiar cada rincón donde seguramente se acumulan residuos de comida o algún líquido de los alimentos. Recuerda secar todo el congelador.

Limpiar y secar bien todas las superficies

8.  Vacía la bandeja de drenaje

La mayoría de los frigoríficos tienen una pequeña bandeja en la parte baja del mismo, en el cual se acumulan los líquidos que se van desprendiendo de este, lo que generalmente causa mal olor por la descomposición del mismo. Retírala con precaución y asegúrate de limpiarla muy bien con agua y lejía de ser necesario.

9.  Limpia la parte trasera

Debes mover la nevera para poder limpiar bien esta parte. Hazlo con cuidado de no dañar ninguna rejilla ni el tubo. Retira todo el polvo con un plumero o aspiradora, también podrías ayudarte de una brocha pequeña para esos lugares de difícil acceso.

10.  Coloca un ambientador casero

Luego de finalizar con la limpieza de toda la nevera, coloca un ambientador natural para conservar la limpieza y el buen olor. Uno de los ambientadores naturales más eficiente es el limón picado a la mitad y con clavos (especia) introducidos en estos.

Otra opción, es colocar en un recipiente el zumo de un limón, y para las personas que le agrada el olor a café pueden colocar un vaso de café molido. Una alternativa neutra es colocar un envase con bicarbonato de sodio.

Limpiadores naturales

Hay personas que confían plenamente en los limpiadores químicos que ofrece el mercado hoy en día, como todos sabemos hay un sin fin de productos de limpiezas para diferentes fines, que además ofrecen diferentes aromas y presentaciones. Sin embargo, hay otras personas que prefieren los limpiadores naturales por lo económico y por su mayor eficacia en algunos casos.

¿Cómo limpiar tu nevera con bicarbonato?

Vinagre

El vinagre blanco mezclado con agua es un limpiador perfecto para el frigorífico de acero inoxidable. Prepara ¾ de vinagre y ¼ de agua y viértelo en una botella con aerosol o spray que facilite la aplicación y limpieza.

Limón

Es un producto natural que tiene un gran poder limpiador y desengrasante, muy eficiente para eliminar el sucio más difícil de quitar.

Bicarbonato

Disuelve bicarbonato sódico en agua tibia y con la ayuda de una bayeta, limpia estanterías, cajones y paredes del frigorífico. Es un producto natural muy usado en la limpieza para sustituir detergentes y limpiadores.

Ambientadores para la nevera

Limón

Corta un gajo del limón e introduce hojas de hierbas aromáticas. Luego, vuelve a colocar la tajada en su sitio y, si quieres, pínchalo con un palillo para que se mantenga en el lugar y parezca de nuevo un limón entero. Colócalo dentro de la nevera.

Ambientadores para el frigorífico

Hierbas naturales

Una opción muy sencilla y económica es utilizar hierbas como la albahaca o la hierbabuena como ambientador. Su agradable y fresco aroma mantendrá alejado cualquier mal olor de tu nevera.